Todo empezó una tarde, donde se encontraron sueños y esperanzas de conseguir un mejor trabajo, para ganar más dinero y así poder contar con mayores oportunidades de mejorar en mi vida dentro de un país mediterráneo, sin acceso al mar y con uno de los peores sistemas de educación en toda Latinoamérica.

Es así, que realice un préstamo, debido a que el sueldo no alcanza para comprar una notebook, equipo informático necesario para los tiempos actuales y que, sin él, todo progreso o intento de estudio sería imposible dentro de una universidad, libros, exámenes, investigaciones, todo hoy por hoy se lee en pdfs y en páginas webs especializadas.

Dicho esto, agarro el dinero y salgo para la aventura, de encontrar una notebook dedicada a la universidad y que corra juegos del año 2015 para abajo, no necesariamente “gamer” para los tiempos de ocio. Finalmente, la decisión fue tomada y la compra estaba por hacerse, la última notebook de un local informático que ya cerró, estaba a mi alcance.

Fue amor a primera vista, el color azul liliáceo, un diseño con bordes redondeados y plástico que parece aluminio, pantalla “glossy” y un sticker de “AMD Radeon Graphics” me hicieron llorar de alegría, sumado a unas hermosas especificaciones como el procesador AMD APU 9600 (una batata de lo lenta), 16 GB DDR-3 Samsung (No sirven de nada por el procesador carreta) y un disco de 1 TB (La carreta se completa con ruedas cuadradas) por fin la decisión fue tomada y la compra totalmente impulsiva fue hecha.

El costo de la notebook HP Pavilion 15 aw002la en junio de 2018 fue de 4.500.000 Gs equivalentes a 800 U$S al cambio de ese momento, factura legal y una garantía de apenas 3 meses por el vendedor y de 1 año con HP Paraguay (Que realmente si te pones a pensar, nunca solucionan los problemas, solo te cambian los equipos).

¡El equipo listo, batería cargada y a usar! El equipo al principio fue una maravilla, ejecutaba la suite de Office de la manera más suelta, corría juegos de Steam anteriores a 2015 con un promedio de 50 FPS sin inconvenientes, todo era alegría, a excepción de los altos tiempos de lectura y escritura de su disco de 1 TB Western Digital Blue de 5400 RPM, si señores, a la carreta de ruedas cuadradas le pusieron clavos, para que, al girar, lo haga lo más desastrosamente posible.

Era la época de la fiebre de “Actualizar a Windows 10” y todo el mundo lo hacía, no era suficiente con tener Windows 10, sino que las “builds” se volvieron populares, debías tener Windows 10 con la última build, siempre, sino, eras un loser, por lo que yo, como poseedor de una licencia digital original debía tener siempre la última versión de Windows sin importar el costo.

Y es aquí donde conocí al producto de HP que más pérdida de tiempo me causo, a medida que las builds de Windows 10 salían, el equipo se actualizaba solo con actualizaciones de seguridad, pero no así las “builds” en sí, lo cual poderosamente me llamo la atención por lo que procedí a realizar una “reinstalación” con el asistente más inoperante e inservible que HP pudo programar.

El primer tropiezo fue, descubrir que la imagen de fábrica de Windows, instalada en el disco estaba corrupta y generaba congelamientos en la instalación, sin decirte nada, sin mostrar nada en pantalla, como todo usuario promedio desearía poder observar. No, el error solamente era visualizable en los logs de instalación, lo que me obligó a instalar Windows 10, con la última build, de forma limpia sin “bloatware” de HP.

Aquí es donde se presenta, el segundo tropiezo, los drivers de video son reconocidos como AMD Radeon 5 y AMD Radeon R7 M340 por el sistema operativo, pero me llama la atención que el equipo haya perdido la posibilidad de hibernar, perfecto, quizás los drivers del sistema operativo no sean los apropiados, iré a descargarlos directamente de AMD, quien es el fabricante del procesador y de la tarjeta de video, ya que ellos sabrán manejar mejor sus chipsets.

Tercer tropiezo, los drivers de AMD lo reconocen igualmente a las gráficas como AMD Radeon 5 y AMD Radeon R7 M340, pero esta vez cuento con el “centro de control” del software de video, lo que me ayuda a diagnosticar que, si bien ahora puedo hibernar el equipo, el rendimiento grafico es lamentable, los FPS en los juegos, pasaron de un promedio de 50 FPS a un promedio de 20, con picos de 30 y en los momentos de más acción, 15 FPS, o sea imposible disfrutar un juego.

A este tercer tropiezo se suma el hecho de que la tarjeta de video cuenta con 4 GB de memoria DDR3 que no era reconocida por el sistema operativo, los programas de diseño y mucho menos los juegos, que constantemente reportaban únicamente 512 MB de RAM de video, una completa frustración para quien desea utilizar el máximo potencial de un equipo informático, con un sistema operativo completamente limpio y sin añadidos de software innecesarios.

Luego de más de 1 semana de investigación, fotos, páginas de soporte de HP donde lo único que se lee es “gracias por su consulta, blablablá” pero son los usuarios quienes resuelven los problemas y no así el personal técnico oficial que nos da la bienvenida y te pide “kudos” para seguir existiendo, una completa burla para el usuario que busca seriedad y una resolución sin vueltas a sus inconvenientes.

Al no encontrar respuesta y yendo por la 2° semana de investigación, decido bajar los drivers “oficiales” del modelo de mi notebook, a ver si con esto resuelvo el inconveniente, dentro de este proceso, me llama la atención que los drivers de video cuentan con el año 2016 como fecha de publicación, algo enormemente frustrante por parte de una empresa que siempre apuesta por la innovación.

Los drivers de la web oficial del producto tampoco funcionaron, es así como confirmo que tanto los drivers de AMD mas actualizados como los drivers del 2016 de video de la pagina oficial del producto no funcionan luego de una reinstalación limpia de un sistema operativo Windows 10 Home Edition, aclaro que aquí lo único que funciono fue la activación automática del sistema operativo, bien hecho HP, al menos esto lo hacen bien.

Ya por la 3° semana, un usuario de Reddit indica que en el BIOS debe modificarse la opción de arranque, pasar de UEFI a LEGACY, sin explicar los motivos técnicos, el usuario indica que fue la única forma de hacer funcionar la VGA AMD en la notebook luego de una reinstalación limpia, los que nos deja una duda enorme, ¿Cómo es que con la versión de Windows de fabrica funcionaba correctamente? ¿HP hizo modificaciones customizadas para que la VGA funcione sin actualizar sus drivers?, quizás estas preguntas jamás tendrán respuesta, pero, esto explica el porqué, de que los drivers de la pagina oficial del producto NUNCA se actualizaron.

Es así como, con la opción mencionada anteriormente, la notebook pasó a reconocer a la VGA como AMD Radeon R5 y AMD Radeon R8 M445DX, al final de esta página obtendrás más información sobre el pésimo rendimiento de esta tarjeta “hibrida” y te darás cuenta de que la inversión que hiciste fue para adquirir una notebook “gamer entry level” y no una media-alta como se la vendía.

 

Resumen de la historia:

 

  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la es la peor notebook fabricada por HP.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la es la peor notebook apoyada por AMD.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la posee el procesador mas lento dedicado a juegos y a uso diario, en comparación con un procesador Intel I3 de 2018.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la cuenta con un disco duro de 1 TB a 5400 rpm, grande y lento, como un elefante persiguiendo a un guepardo.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la apenas mejora su rendimiento con un disco SSD de marca, en mi caso CRUCIAL.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la no reconoce los 4 GB de memoria dedicada con que cuenta la gráfica Radeon.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la cuenta con la peor relación costo / beneficio debido a los inconvenientes causados por su uso normal mal diseñado.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la perdió el rendimiento de su batería al 1° año de haber sido adquirido el equipo y dejó de funcionar a los 2 años.
  • La notebook HP Pavilion 15 aw002la cuenta con el peor soporte post venta, drivers desactualizados y perdida de tiempo considerable en la resolución de problemas del equipo.
  • Bonus track: La notebook HP Pavilion 15 aw002la cuenta con problemas de funcionamiento del WIFI cuando se utiliza el bluetooth del equipo, es decir que la conexión a internet se vuelve inestable y los dispositivos bluetooth conectados cuentan con intermitencia en su funcionamiento, otro mal diseño de los ingenieros de HP que hasta ahora solo recomiendan “actualizar drivers” cuando ni siquiera los ofrecen actualizados en su portal como solución.

 

HP Pavilion 15 aw002la, posiblemente la peor notebook en toda Latinoamérica unida, links de referencia e investigaciones realizadas.

https://support.hp.com/py-es/document/c05146445

https://community.amd.com/t5/drivers-software/amd-radeon-r8-m445dx-driver-problem-solved/td-p/348041

https://h30467.www3.hp.com/t5/Software-para-notebooks/Problema-con-las-tarjetas-graficas-AMD-de-hp-pavilion-15/td-p/842425

https://www.notebookcheck.org/AMD-Radeon-R8-M445DX.178918.0.html

https://www.youtube.com/watch?v=nb-HD13_us0

 

Atentamente, un cliente frustrado, poseedor de un equipo HP.

 

Descargo de responsabilidad:

La opinión escrita en esta web/blog no corresponden a la opinión de Agatha Solutions Paraguay ni de sus socios y solo corresponden a usuarios que nos ofrecen sus opiniones y puntos de vista sobre productos, sean estos software o hardware.

Las marcas, imágenes y nombres aquí mostrados pertenecen a sus respectivos propietarios y/o responsables.